Obra de teatro para nuestros alumnos de ESO-BAC sobre Igualdad

 

El uno de octubre de 1931 se aprobó el derecho al sufragio femenino tras un encendido debate entre Clara Campoamor y Victoria Kent. Estas abogadas y feministas lograron que la mujer alcanzara ese derecho hace, tan solo, 80 años.

En la actualidad, aún queda mucho trabajo por hacer, y es que el reconocimiento de nuestros derechos, equiparándolos a los que tiene un hombre, va dando pequeños pasos, aunque aún insuficientes. Una de las piezas clave para alcanzar ese objetivo supone educar en la Igualdad desde los centros educativos. Los niños y jóvenes son la sociedad del futuro y está en nosotros, como educadores y padres, el que crezcan en valores que fomenten el respeto y la igualdad entre sexos.

El colegio Maristas de Málaga trabaja, desde sus aulas, este concepto, integrado en su Plan de Igualdad. Muchas son las  actividades, trabajos y proyectos que se desarrollan, buscando, precisamente, crear unos ciudadanos formados en principios.

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer, entre otras actividades, el centro ha ofrecido a sus alumnos la posibilidad de asistir a un espectáculo único en Málaga: la representación, en sus instalaciones, del hecho histórico que logra el derecho al voto femenino. Ese momento marca el inicio de este Teatro Didáctico: un encuentro imaginario de estas dos mujeres en la estación de Atocha antes de partir al exilio. En ese “no lugar”, bajo el ruido de las bombas y con María Zambrano como testigo, comparten sus temores y sus esperanzas en el porvenir. En su conversación imaginan el futuro y nos llevan, en un bucle cíclico de tiempo, a otra estación del siglo XXI, donde una joven pareja de adolescentes se debate entre la reproducción de estereotipos de género y la verdadera toma de conciencia por la igualdad.

Se trata de una compañía joven, que ha sido galardonada con  el “Premio Artes Escénicas 2017” y que lleva representando la función por colegios de nuestra provincia para más de diez mil alumnos. La acogida por parte del alumnado ha sido muy bien valorada, generando un coloquio-debate al finalizar la obra, que nos ha dejado con ganas de saber mucho más.

Sin duda, los alumnos del último ciclo de secundaria y bachillerato recordarán cómo, aun siendo mujeres, ellas lucharon hasta conseguir su objetivo.