Un grupo de alumnos debatiendo en el Senado y el Parlamento

El debate nos sigue regalando experiencias de vida, aprendizaje y crecimiento.

Estos pasados jueves y viernes, el equipo de Debate del club del colegio, representado por  cuatro de sus miembros: Antonio, Patricia, Pablo y Sergio, su formadora Esther, y el profesor responsable de la actividad Fernando, acudió a Madrid a la fase final de la I Liga Nacional de Debate Escolar, organizada por CDU (Córdoba Debate Universitario)Club de Debate Montpellier – CDM (de Madrid) y Fundación Cánovas (de Málaga).

 

Y  fue nada más y nada menos que en el Senado, el jueves por la tarde, y en el Congreso de los Diputados, el viernes por la mañana, donde se celebró este gran torneo, con la pregunta: ¿Debería ser obligatorio realizar un periodo de prácticas durante el Bachillerato?

Los equipos participantes fueron los cuatro campeones y los cuatro subcampeones de los torneos de la liga, que fueron: del IV Torneo de debate Colegio Montpellier (diciembre 2017): Sunny View (de Torremolinos) y SEK Ciudalcampo (Alcobendas, Madrid), del VI Torneo Interescolar CDU (febrero de 2018): nosotros y SEK Alborándel V Torneo Nacional de Debate Escolar Cánovas (febrero de 2018):  San Estanislao de Kostka (SEK) (de Málaga) y Novaschool Añoreta (del Rincón de la Victoria); y del II Cánovas School Debating Tournament (abril de 2018): Buen Pastor (Sevilla) y Brains (Madrid).

El jueves por la mañana los equipos malagueños salimos en AVE hacia la capital de España. Tras la llegada, nos dirigimos directamente al Senado (pasando por el magnífico monumento a Cervantes) donde fuimos recibidos por el senador malagueño Joaquín Ramírez. Tras la magnífica comida dispensada por el restaurante Taberna del Alabardero en el mismo senado, los debatientes pasaron a la acción. Primeras dos rondas de los nuestros en uno de los cuatro espacios: la sala Giménez Abad. Resultados: victoria sobre SEK Alborán y derrota con Brains. Última ronda de la primera fase, y del torneo para nosotros: derrota ajustadísima en la sala Europa con Sunny View, a la postre, equipo vencedor de la Liga Nacional, al vencer a San Estanislao.

Tras esta primera jornada de competición, ya relajados de la tensión acumulada, visitamos con el senador anfitrión la parte moderna y la parte antigua del Senado. Ciertamente nos quedamos maravillados con el edificio, un auténtico museo de historia, de pintura y escultura; los salones de plenos (sobre todo, el antiguo, de estilo teatral) y con la biblioteca, obra de arte para los amantes de la lectura.

 

Finalizamos el día cenando los malagueños cerca del hotel, a su vez, cercano a la Puerta del Sol.

Al día siguiente, tras desayunar en el hotel, nos dirigimos al Congreso. Esta vez, tuvimos otro anfitrión de lujo: el diputado malagueño Guillermo Díaz, que amablemente, tras las semifinales y la final, nos hizo una ruta por el lugar: túnel con cuadros de los reyes godos e ilustraciones de Mingote, estancias del congreso anejas al corazón de la política, como llamó nuestro guía al salón de plenos, que visitamos en último lugar. Pero no quedó ahí el regalo: comimos en el restaurante del Congreso de los diputados: otra experiencia; y pudimos ver a diputados de varios partidos de la Cámara.

Tras un breve paseo por las inmediaciones del hotel y el Congreso: metro, tren y vuelta a Málaga.

Ha sido una experiencia inolvidable: la oportunidad de debatir y convivir en las Cortes Generales, que hemos podido vivir unos privilegiados de los más de 500 alumnos desde 3º de ESO hasta 2º de Bachillerato que han participado en esta Liga de Debate.

Gracias al club, al colegio, a Fundación Cánovas y todo su personal al servicio de este gran evento, y a todas las personas que se han interesado y formado parte de nuestro proyecto colegial, que apuesta por la expresión oral, la Oratoria y el Debate.

Y, por supuesto, enhorabuena a los chicos.

¡Viva el debate!