Solidaridad Marista en tiempos de COVID-19

 

Nuestro colegio se ha sumado a un grupo de makers malagueños con impresoras 3D para fabricar viseras de protección contra el COVID-19. En total, las impresoras del colegio han fabricado 110 viseras para hospitales y centros de salud gracias a nuestro profesor de Tecnología, Pablo Bayo, encargado de poner en marcha esta iniciativa. Las viseras han sido repartidas gracias al Sindicato Médico de Málaga, Protección Civil y la central logística del Hospital Regional de Málaga.

Las dos impresoras que usan plástico PDA, han sido las usadas en la elaboración de las piezas. Pablo Bayo las tiene en su casa trabajando sin descanso, a razón de una visera por impresora cada 110 minutos. 

Una vez garantizado el suministro de viseras por parte de la administración sanitaria. Hemos comenzado la impresión de otros elementos complementarios. El siguiente paso será poner a producir las otras dos impresoras 3D que tiene el colegio y que usan otra tecnología, a base de resina líquida que se enfría con rayos UVA. 

 

 

Suman2+ está fabricando mascarillas

La Fundación Marcelino Champagnat, entidad que pertenece a nuestra Provincia Marista Mediterránea, desarrolla una labor social en nuestra ciudad con el proyecto Suman2+ en Carlinda. Esta entidad está desarrollando un programa conjunto a la ONGD Taller de Solidaridad y las Siervas de San José en el que varias mujeres desempleadas están participando en el proyecto textil social ‘Hilandera’ para confeccionar 120.000 mascarillas sanitarias y contribuir, en la medida de sus posibilidades, a la lucha general contra la propagación del COVID19 gracias a la Obra Social de La Caixa y la Diputación de Málaga.

Estas mascarillas se podrán repartir a los centros Guadalmedina, Virgen de la Esperanza y La Vega de Antequera, a personal dedicado a atención domiciliaria de personas dependientes, así como a hospitales y centros de salud de la provincia.

Este taller tiene hoy una doble contribución social: a corto plazo, ponerse al servicio de la sociedad para apoyar en la contención de la pandemia y, a medio y largo plazo, contribuir a la creación de empleo de mayor calidad y ofrecer un mejor acceso al mercado laboral para mujeres que habían perdido la esperanza de tener una oportunidad de empleo.